lunes, 20 de setiembre de 2010

Sierra de Córdoba, Chamanismo, Ciudades intraterrenas

Salí a dedo a la sierra con rumbo posible a San Marcos Sierra, La Rioja, Catamarca o cualquier lugar que se llegué en camión desde una estación en los suburbios de Córdoba. Tenía destino en San Marcos Sierra, o eso parecía ser un posible destino. En la estación me levantaron bastante rápido llevándome hasta Cosquin a un puente donde pasaba un Río que bajaba por las piedras de los cerros. Ahí desplegué guitarra y comencé a tocar, es posible que cuando vean la guitarra se incrementen mis chances de ser llevado, de hecho ahora que lo pienso cuando estoy en la ruta soy como un dedómetro continuo analizando movimientos de autos, reacciones mías y ajenas ante imagen, gestos y disposición de objetos.


Hice un dedo del cual me gustaría recordar cara, nombre imposible, que me llevó hasta la Falda. Paseando por regiones serranas que elevan el espíritu del viajero. En la Falda me clavé como 3 horas, que después resultaron ser estratégicamente vitales. Ya muerto de hacer dedo en una estación en la que de rato hacía dedo y escribía el navegante (pequeños autobomobos subliminales sublinguales como este son esenciales para la promoción propia) en los tiempos libres. Pregunto a un auto y me dice no voy pa donde querés ir pero te arrimo a un lugar me dice hasta ese momento un buen valor de ahí. En el camino hasta la casa charlando me dice que es de Couch página por la que a veces me aloja gente muy macanuda en mis viajes, dispuesta a abrir su hogar hasta ese momento desconocido, para transformarlo en un amigo. Y cuando me estaba por bajar le digo, Che y vos no te animás a alojarme hoy de noche, lo agarré medio sorprendido, - bueno dale-.


La casa del Mati es en la Falda de un cerro, un lugar donde uno se olvida de las luces de neón en un marco de madera duende para charlar y cliquear de energía urbana a serrana. Mati es un amigazo con la complexión corporal del hormiga Alzamendi pero más robusto, siempre dispuesto a la sonrisa y a cualquier propuesta culinaria, agraria o existencial. Vive con tres perros y un bosque. El Mati vive hace como 30 años en La Falda, nació en Rosario pero a los ocho años sin decirle nada lo sacaron los viejos en una frazada en y salieron a la ruta directo a las sierras de Córdoba refugio de muchos, cuando había un puesto policial, se terminaba la carretera y el camino era el campo traviesa. Su casa fue un lugar que luego en el viaje sería base en 3 ocasiones, las dos veces que jugué al frontón en mi vida fueron acá, en un viejo hotel. Que deportón el frontón, me encantó, cada paletazo es un fogonazo de energía lanzado por el brazo, una especie de aduken. Al otro día lo ayude a transplantar a maceta unas canás, uno de las varias prácticas agrarias de este viaje. Descansé mucho, hay veces que uno no sabe porque está tan cansado, que quiere dormir un sueño fantástico, donde el cuerpo se regenere a la par del mundo haciéndose un lugar que de gusto habitarlo, levantarse conectado al devenir de la materia. Esto sucedió y el mundo brilló como el sol de la mañana bañando despacito a los cerros.
El Mati y su compañera Luna madre de Osa.









Me fui a Capilla del Monte a la casa de un chamán que era el suegro de Marcelo, un amigo músico de La Falda al que conocí una noche. Apenas llegué cargado comencé a dirigirme con las mochilas para el Faldeo, lugar donde están la mayoría de las casas naves.







La Toma (Capilla del Monte)



En camino paré en una casa donde había una pareja sentada sobre un mantel violeta con llamitas, seguramente procedente de Bolivia, me invitaron con un vaso de agua, luego con unas galletitas con semillas de lino y un mate. Marisol y Catriel son una pareja de esas que resplandecen con luz unitaria, Mari profesora de yoga, cada vez que me veía me convidaba con algo como esas tías, madres y abuelas entrañables que nos demuestran el amor dándonos de comer, creo que algo de eso también herede en mi gusto por la cocina. Catriel luego de algunas charlas ese día y el siguiente, reveló conceptos bastante novedosos para mi, el lenguaje Irdin lenguaje que hablaban los primeros visitantes que llegaron a la tierra, este lenguaje que toma las frecuencias que irradian los objetos sería una de las raíces de los primeros lenguajes como el sánscrito, también habría influenciado el griego antiguo y el latín. Las ciudades intraterrenas, ciudades que se encuentran bajo ciertos puntos de la tierra, Erks que es una de ellas se encuentra bajo el cerro Uritorco que queda en Capilla del Monte donde me encontraba ahora, aquí un mapa. Las frecuencia solfeggio, frecuencias sanadoras, conocidas por los monjes practicantes del canto gregoriano, se asocian a la frecuencia de cada órgano, por el efecto de resonancia un sonido hace resonar otro a la misma frecuencia, cuando un órgano está enfermo modifica la frecuencia, volverlo a la anterior es un camino a la sanación.



Esta pareja amiga me regaló una chakhana o cruz andina que ahora llevo en mi cuello y representan entre ortas cosas El principio de la correspondencia; la relación vertical entre la parte final superior e inferior de la figura; el principio de la complementariedad; la relación horizontal entre la izquierda y la derecha; el curso cíclico del tiempo: las extremidades de la figura en conjunto forman una rueda que gira.



Fui con un titiritero Entrerriano que se llamaba Carlos que luego visitaría para conocer a esos personajes y su mujer poetisa, veterano artistas de la vieja guardia. Aquí probaría las tortas con harina de algarroba, una harina dulce extraída de la vaina de este árbol. En su juventud viajarían en una combi floreada por la Argentina y América.


Luego subí un poco más las calles de tierra y me encontré con un veterano al que le pregunté si se llamaba Eliseo y me dijo que si, iban para el pueblo con su pareja Marina ser dulce que habita la falda del uritorco. Eliseo es un chamán que fabrica instrumentos con madera que recoge por la vuelta, desde djembes hasta tambores guerreros, charangos, flautas, quenas, shakuhachis (flautas japonesas). Con él compartí muchísimas charlas, comidas y por último un taller de chamanismo donde a través de música me llevo a hacer un recorrido por asuntos vitales luego de que Mariana me llevara a un estado de relajación total a través de algunos ejercicios de yoga.


En su casa reinaba la oscuridad por la noche, casi sin luces y la luz casi total por el día entrando por todos los rincones, allí coloqué mi carpa de forma que veía la luna salir por el Uritorco y la podía observar casi toda la noche, de día los primeros rayos del sol entraban a calentar mi hábitab y a llenarme de energía.

18 comentarios:

Anónimo dijo...

"soy como un dedómetro continuo analizando movimientos de autos, reacciones mías y ajenas ante imagen, gestos y disposición de objetos."
Que bueno! q bueno eso! genial esa vivencia compañero!que lindas cosas que ha vivido!


Ariana

Caito dijo...

La verdad que son lindos los personajes que describis, por suerte a algunos los pude conocer, como Mati con su gran hospitalidad, Mariana, la persona con más paz que vi en mi vida y Carlos, quien encanta con sus títeres.

Anónimo dijo...

abrazo grande cabeza, que lindas experiencias nos cuentas.
Te mando un fuerte saludo desde las lejanas tierras de playa war (zona de combate).

M.Marchessani dijo...

Pebete querido! gracias por la bendición... me voy animando a compartir sensaciones. Yo te sigo desde acá y me acuerdo de vos. Ya es seguro que nos juntamos a la vuelta! Buen viaje.

Anónimo dijo...

excelente pebete
magistral relato

podriamos decir ahora q sos un chaman?
venite con san pedro y hacemos un ritual...

monin

Pebete Ormaechea dijo...

Ari linda gracias por la compañía virtual, al compartir las vivencias fortalecemos la amistad. Un abrazo grande

Pebete Ormaechea dijo...

Que hermoso encuentro hemos vivido Caíto en las sierras de Córdoba, nuestra historia parece no tener límites, sos una guerrera del amor, luchadora incansable, me entrego a vos en todas las formas posibles. Te amo

Pebete Ormaechea dijo...

Grande amigo, vaya uno a saber por que pero te he tenido presente en el pensamiento, en ir a comer un asado por tus parajes. Aparte con el tiempo lindo tenemos que bautizar al Maurito y a la nueva integrante con el agua de mar de esa playa guerrera.

Anónimo dijo...

magia en las palabras.....vivencias llenas de luz. hemos viajado juntos por unos días, gran experiencia con el corazón a flor de piel.
nos vemos por allá....siempre bienvenidos Caito y Pebe!!
Mati

RAUL GONZALEZ dijo...

NAVEGANTE, SUS HISTORIAS Y VIVENCIAS SON COMO EL VINO CON EL PASO DEL TIEMPO, CADA VEZ SON MEJORES, LA VERDAD DESPIERTAN EN MI UNA SANA ENVIDIA, DE IMAGINARME LUGARES VIVENCIAS Y SITUACIONES QUE USTED HA VIVIDO, ARRIBA AVENTURERO, OJALA TODOS PUDIERAMOS SER NAVEGANTES COMO USTED, CON ESA LIBERTAD Y ESA ALEGRIA, GRACIAS POR COMPARTIR SUS HISTORIAS CON LOS QUE POR ACA ANDAMOS Y NOS ALEGRAMOS DE CONOCER DE SUS AVNTURAS. SALU NAVEGANTE

Pebete Ormaechea dijo...

Mati en estos días hay una juntada asegurada, por los molinos de Pérez segunda casa. Gran abrazo, go fish.

Pebete Ormaechea dijo...

Monaine un relatín pa los chochamu. No se si soy un chamán pero tengo varias curas para todo tipo de malestares y doy consejos de revitalización, y si la búsqueda hay que hacerla en un plano paralelo también me aventuro. Abrazo niño nos vemos en esta seman

Pebete Ormaechea dijo...

Mati tu casa un remanso de paz y de descanso, ahí nos llenamos de la energía que da la amistad y hospitalidad, también te esperamos por acá y nuestra casa es tu casa.

Pebete Ormaechea dijo...

Que sería un buen vino sin una alma dispuesta a saborearla y dejarse llevar por su sangre de uva, sin el paladar que va despacito entretejiendo un mundo de sensaciones. Un placer tener amigos lectores como usted. Fuerte abrazo Negro

Anónimo dijo...

Man...

Espectacular relato...gracias por subirnos a esta historia, por sentarnos en el asiento de acompañante de este viaje a la vida. No sé si me gustan más las ocurrencias (el dedómetro agazapado,el ojo avisor que todo lo ve...en definitiva un Sauron de las rutas)o los personajes que te abren la puerta de su casa, las ventanas de su alma y te permiten escribir con ellos algunas páginas de su vida.

Creo que lo espectacular de toda buena película es aquella que no se detiene en los "muchachitos de la película" (divos caprichosos si los hay) y nos muestra la historia de los "pequeños" personajes que nos terminan mostrando que es justo allí que existe la grandeza. Eso, me parece, es lo que vos Man estás haciendo...mostrando las historias de pequeños grandes personajes que muestran las mil y una formas de vivir la vida.

Por último, y una vez más, brindo por los grandes amores esos que se resisten a aceptar la lógica ignorante de la razón....Salú!!!

Un abrazo grande,
Rodri

Pebete Ormaechea dijo...

Rodri hermosa columna, ya es un espacio que forma parte del mismo relato, lo complementa, colorea y llena de emoción.

Lo del amor es muy fuerte, que haya alguien dispuesto a dar por completo su vida, a siempre estar al firme sin levantar la bandera del orgullo, aprovechando el momento compartido en el presente. O le puede llamar Caíto.

Cuando viajamos tenemos un rostro, palabras y somos un ser dependiente. Gente que está dispuesta a tender una mano, a abrir una puerta, a ayudar a esa persona que verá tal vez una vez en la vida, esa actitud vital de hermanarse, es lo que uno busca cuando sale a la ruta creo, es el alimento del viajero.

Abrazo grande hermano la próxima vez que pase por Montevideo tratáré de recibirlo como corresponde

mark dijo...

No todo lo que se dice o cuenta en Capilla del Monte, es verdad, hay que seguir alimentando el mito porque les conviene a unos pocos desde el año 1986...es verdad que el lugar posee una energía especial. Pero no hay reales fundamento científicos sobre el supuesto idioma Irdìn, sólo aparentes científicos con el fundamentalismo y la pasión que mucho de nosotros..pero carentes de objetividad apoyan parte de una historia llena de mentiras. Con el afán y el cuento de decir que la gente en la necesidad de creer en algo o alguien es libre de "obviamente" creer...siempre y cuando no dañe a nadie. Pero es así la confusión de algunos; seguidores de charlatanes como el muchachito supuesto índigo que convocó a una cantidad de personas con un mensaje absurdo. No estoy en contra de muchas cosas o experiencias del lugar. Sí de falsos profetas o gurúes que se adjudican dicen ser elegidos...y hablo con fundamentos desde el año 1986, primera quincena de enero voy investigo y conozco el lugar. respeto a un par de chamanes, que incluso están en contra de esta movida, pero poco pueden hacer...sólo orar y esperar que en verdadera comunión algún día nos demos cuenta que Dios existe y en este camino de búsqueda de iluninación, hay que discernir entre los embusteros e investigar. De todos modos la experiencia es enriquecedora pero sugiero ver, investigar, ahondar más en el tema..Diuos te bendiga

Anónimo dijo...

Que linda historia! me encanto :)...Yo estoy estancado y quiero arrancar hacer una travesia de estas, me gustaria ir un bosque con un chaman que me ayude a purificarme, me siento raro, y se que un chaman me podria ayudar, en capilla dijiste que hay uno?espero que me puedas guiar, abrazo grande..y felicitaciones

Publicar un comentario