domingo, 22 de febrero de 2009

Ilha Grande: reserva, paraíso natural. (aprete aquí)


Ilha Grande es una la mayor Isla de la ensenada de Angra Dos Reis. Esta isla está casi cubierta en su totalidad por vegetación de mata atlántica, montañosa, con unos contrastes entre flora autóctona y mar de maravilla. En el pasado la isla fue habitada por Indios, también fue una Isla donde llevaban prisioneros, así como tambíén fue puerto de mayor importancia en el tráfico de esclavos. Hoy es un polo turístico, tanto para el que gusta del turismo natural, tanto como para el que desea comodidad.

Nosotros decidimos acampar siguiendo los principios del turismo gasolero, en dicho camping, conocimos a unos amigos Cordobeses con los que nos fuimos a caminar la isla. Con dichos amigos (profesor de capoeira uno, alumno otro) y Caíto emprendimos la trilha hasta López Méndez, playa que queda del otro lado de la Isla donde nos quedamos. Como había llovido y llovía de a ratos decidimos ir descalzos, porque de sandalias es un peligro y de championes corríamos el riesgo de mojarlos todos y hacerlos pelota. Aun así la próxima vez que haga una trilha la voy a hacer calzado aunque queden para tirar, porque tuve algunos golpes feos, Caíto cayó también de cola alguna vez. Los caminos son exigentes entre la espesa mata atlántica, con empinadas de hasta 70 grados en algunos casos. La caminata hasta dicha Playa es de 4 horas en la que vas atravesando playas casi desiertas, y de una belleza espectacular.



En una de estas playas, Praia dos palmas, paramos para nadar contra las rocas para mergulhar (bucear) con snorkel y lentillas. Impresiona lo colorida que es la fauna bajo el agua, en esta ocasión vi el pez de la foto, que es un pez que parece una víbora, tiene una cola en forma de aguja y es azul con manchas celeste sumamente luminosas, también había un montón de estrellas de mar de todos los tamaños y colores, así como erizos coloridos también. El otro suceso fue un pez pariente del globo, que se inflaba y desinflaba, era todo redondo y mofletudo.






Luego seguimos camino, comiendo bananas, cre que debo haber comido unas siete, porque era lo único que llevábamos de comida. Caminando entre empinadas y bajadas abruptas fuimos pasando entre monos, lagartos, montes de bambú de una belleza increíble, siempre cuando se abría un claro en lo alto se veía la naturaleza en su máxima manifestación, con montañas que entran en el agua celeste y donde por allí se ve algún barquito perdido.




Llegamos a López Medes (foto de abajo) cansados, pero al ver esta playa de olas grandes, de agua oceánica celeste dejamos las cosas y desaforados nos dirijimos al agua. Esta fue la primera playa del lado del océano que visitamos, porque toda la concentración de población está sobre la parte de Isla que mira al continente donde las playas son bien tranquilas, aquí del lado oceánico, el mar es intempestuoso y adorado por surfers por el tamaño y prolijidad de las olas. Luego de que los cordobeses nos enseñaran a Caíto y a mi como hacer un flip-flap que es una vuelta en el aire hacia atrás, con ayuda de ellos (hay un video en el que lo logro casi sin ayuda), retomamos la vuelta, en eso decidimos improvisar un camino y terminamos en un playa desierta, Santo Antonio, pero sin salida a ningún lado, así que luego de buscar por una hora como seguir por otro lado tuvimos que volver por donde vinimos.




A la vuelta comenzó a bajar el sol (con el follaje oscurece antes) y por suerte que a uno de los cordobeses se le había ocurrido llevar linterna, porque aunque una sola es poca, ya que la visibilidad es igual a 0, nos sirvió para por lo menos volver lentamente por la trilha en la cerrada noche. Sin linterna hubiéramos tenido que pasar la noche donde estábamos en medio del barro.
Para darle un aire más relajado a la situación, fuimos cantando desde Pappo, pasando por la Mona, hasta Hosanna en la tierra, Hosanna en las alturas. Gran alivio sentimos al llegar a Abrao, pueblo donde nos quedábamos, porque estábamos realmente exhaustos.






La estadía fue muy linda, en la noche siempre daba para ir a tomar una cervecita al muelle o un açaí, el mar con los barcos y la luces lejanas del continente, son siempre ingrediente ideales para disfrutar de la buena compañía, y nada como un bañito oceánico nocturno, como para darnos cuenta de donde estamos parados.


Este el fin de esta panorámica sobre este paraíso natural, les mando un gran abrazo.





10 comentarios:

Anónimo dijo...

Man, qué divino! esa isla es un placer, el agua increíble, no? qué color!
Seguí así, no dejes de contarnos todas tus aventuras!!!
Besos, Lore

Anónimo dijo...

Que buena caminata la de ese día y qué cansancio después, nos dolía todo.
Te faltó agregar que cuando llegamos a Abrao despedimos con un fuerte abrazo, algunas palabras y hasta un bailecito a los bastones que nos habían acompañado en el trayecto, a esas maderas que ayudaban a disminuir las caídas, je!
Beso gigante, Caito

Santi Gálvez dijo...

Vamo pebeteeeeeeeee! mucha fuerza para seguir adelante!!! te queria mandar una abrazo gigante que sirva de motor locomotor motivador de alguna caminata, exploración, degustación, o interpretación. espero esten pasando bomba (cosa que no dudo) y que la fé que tienen en mi, como gurú del alma los acompañe siempre!!!!

Te quiero pebete!!!!!! saluuuuuuu

Fede Repetto dijo...

Pebete querido,Te escribo en este momento en que me has inspirado.Me alegro mucho por vos por el viaje que estas realizando, trata de conocer y obtener la mayor cantidad de experiencias posibles, como creo que debes estar haciendo.

Te cuento un poco de este lado, yo sigo en Baires, por ahora, no se hasta cuanto, estoy viendo que me depara el trabajo y ver que onda por aca. Te cuento que por ahora estoy tomando clases de Chino Mandarin aca en Baires, y voy a ver que otro curso hago.

Por otro lado te cuento por si no sabias que aparentemente el Sr Liber, va a ser padre! me contó la radio de mercedes, el Pupi. Bueno amigo, ansío el dia que nos encontremos a que me cuentes esas historias de viajes y nos juntemos a tomar un vino en colon con la gente, que lindo sería loco. Cuidate, y te mando un abrazo y te transmito la energia que nos une a todos y nos hace a ser uno solo. Llamale Dios, Amor, o gran Espíritu.
Abrazo Gigante!

Chancha dijo...

TROTAMUNDO QUE ALEGRIA SABER QUE SEGUIS ESTANDO DE PIRE EN PIRE A DONDE VAYAS. ESTE FINDE EL CENTRO SE VA A JUGAR EN EL CAMPUS DE MALDONADO UN CAMPEONATITO, ASI QUE IMAGINATE A TODOS LOS MONSTRUOS COMO EL NEGRO MAURO, QUIEN TE HABLA, EL PELA , EL GORDO .EL GORLU , ETC. JUGANDO EN EL CAMPUS, LA PROXIMA TE CUENTO COMO ESTUVO.
BUENO PEBETE QUERIDO TE MANDO UN ABRAZO ENORME Y ME ALEGRA MUCHO SABER QUE TODO SIGUE DE FIESTA AUNQUE COMO DECIS VOS TENGAS UN POCO DE SAUDADE. BUENO QUE TODO SIGA BIEN CUIDATE HERMANO DEL MUNDO.

Pebete Ormaechea dijo...

Lore, al firme, que grande, la verdad es que son lugares de sueño, y aunque a veces las playas mas lindas quedan a una caminata, vale la pena caminar días enteros para ver playas así.
Enorme abrazo

Pebete Ormaechea dijo...

Caiiiito linda, tenés razón, si no nos hubieramos avivado de agarrar esos bastones de bambú, los golpes hubieran sido unos cuantos más, así que se ganaron buena danza a su salud.
Besote chiquita

Pebete Ormaechea dijo...

Que grande mi amigo Líber, un fenómeno, ahora padre.
Claro que ya estoy degustando ese vinito del bueno por los colones, máxime cuando aca el vino es muy ruin, aquí creen que todos los vinos son dulces, no tienen ni idea de lo que es un buen tintillo. Ya estaremos conmemorando viejos asados con ricos asados por los pagos de la gloriosa Avda. Lézica que tantos celebres personajes ha dado.

Gran abrazo hermano

Pebete Ormaechea dijo...

Chanchita, cómo andás loco? Que lindo jugar en el campus, muero por estar en esa tribuna te imaginarás, viendo al negro Mauro tirando alguna de sus jugadas de fábula, o al pela y al gordo derrochando talento en el área rival, a la viejita raspando alguna tibia y por que no a la chanchita atajando algún penal como es su especialidad. Viejo te mando un gran abrazo y estamos en contacto, no te pierdas.

Abrazo grande

Pebete Ormaechea dijo...

Santi te había dejado para lo último, como van esas noche de tablado montevideano con la trasnochada, lejos la voz con más carisma de todo el carnaval 2009. Te cuento que la otra vez en un fogón salió pa cantar "A tonga da mironga da kabulete", no sabés como me acordé de vos, cuando en una de las legendarias reuniones de la compañía me presentaste semejante pedazo de bossa.
Te mando un abrazo que se cuela entre platillos y redoblantes y que por supuesto no corre el maquillaje.

Gran abrazo hermano

Publicar un comentario